Juegos familiares para disfrutar en la ruta

Comienza el viaje de vacaciones. El auto ya está cargado de equipaje, los niños sentados en el asiento trasero y la ruta marcada en el GPS. Todos decididos a pasar un buen momento, pero transcurren los minutos y se oye el famoso: “¿Cuándo llegamos?”. Terror: lo que sigue son kilómetros de ansiedad y encierro. Sin embargo, hay una solución al alcance de la mano: aprovechar la ocasión para explorar la imaginación de los pequeños con unos entretenidos juegos. A continuación, seis opciones para pasar el rato en la ruta:

1. El juego de las patentes

En una hoja cada jugador debe anotar la patente de un vehículo, por ejemplo: EXM 423. Durante 30 segundos, deberá escribir todas las palabras que se puedan formar con esas letras en ese orden, por ejemplo: examen. Valen distintas conjugaciones de un verbo y plurales. Gana la ronda quien anotó la palabra más corta no repetida con otro jugador. Obtiene en puntos la suma de las cifras de la patente, en el ejemplo: “4+2+3=9”. Gana la partida el primero en llegar a 100 puntos en total.

2. Veo, veo

–“Veo, veo”, –“¿Qué ves?”, –“Una cosa”, –“¿Qué cosa?”, –“Maravillosa”, –“¿De qué color?”, –“Color, color…”. Estas son las líneas que dan comienzo a este clásico juego en el que el objetivo es adivinar mediante preguntas y respuestas –por sí o por no– qué objeto eligió el otro jugador.

3. El tesoro en la botella

Para su preparación hay que tomar una botella grande de boca ancha y llenarla hasta unos tres cuartos con arroz o alpiste. Luego se añaden coloridos objetos, como botones, canicas o juguetes pequeños, y se toma nota de los mismos. Se sella bien la botella y se agita hasta que los objetos se pierden de vista. El objetivo es que los chicos traten de encontrar todos los “tesoros” enterrados.

4. La búsqueda del tesoro

Otra búsqueda del tesoro pero a mayor escala puede hacerse anotando objetos que se podrán encontrar a lo largo del viaje en ruta. Por ejemplo, tipos de vehículo, animales de granja o señales de tránsito. El primero en detectar todos los objetos obtiene un premio.

5. Me suena

La propuesta invita grabar en un CD o pendrive canciones conocidas por los chicos y reproducir sus primeros diez segundos para que adivinen de qué tema se trata. Lo mismo se puede hacer con canciones de películas. En este caso se pasa el tema completo y los pequeños deben adivinar a qué film corresponde.

6. Carteles & Autos

Cuando los niños están aprendiendo a leer y sumar, hay dos buenas actividades para realizar con ellos. Una es pedirles que lean qué dicen los carteles a lo largo de la ruta. Otra es contar con ellos la cantidad de autos que van pasando. Ambas los mantendrá entretenidos y aprendiendo.

Finalmente, nunca hay que subestimar el poder de las opciones clásicas cuando se emprende un viaje en ruta. Un juego de cartas como el ‘Uno’, los juegos de tablero magnéticos o la pizarra mágica pueden mantenerlos ocupados por un largo rato.

Si bien a veces darles una consola portátil es el camino fácil, el compartir los juegos permite mantenerlos conectados y desarrollar su imaginación y su capacidad de comunicación.

¿Qué juegos compartes con tus hijos en la ruta?