Decor

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DE LA DECORACIÓN

Beneficios psicológicos de la decoración

¿Cómo me sentiré si pinto mi dormitorio de este color? ¿Será bueno este tono tan frío para esta sala? ¿Cuál es la combinación ideal para la cocina o un cuarto de estudio?

Todas esas preguntas pasan por tu mente a la hora de decorar y por eso hoy te vamos a enseñar a tomar decisiones basadas en los efectos que produce el color en ti. Así al terminar de leer esta nota, conocerás un poco más por qué los colores inciden en tu estado de ánimo y sentimientos.

Hagamos un recorrido por tu casa, hablemos de cada espacio y sus oportunidades de color.

El dormitorio es el lugar donde debemos disfrutar con tranquilidad, pues ahí termina nuestro día, por eso es importante escoger colores que te den serenidad. Por ejemplo, los tonos tierra son suaves y te harán sentir en un dormitorio ordenado, orgánico y en contacto con la naturaleza.

Los verdes y azules son colores que también aportan paz y naturalidad, por lo que son recomendados en áreas de descanso como salas de estar, dormitorios y en aquellos lugares en los que quieras llevar calma a tus familiares y visitas.

Ahora, si quieres agregar un poco de pasión puedes incluir el rosa, el lila, el púrpura y hasta el fucsia en una dosis moderada, lo que puede resultar en un estilo muy femenino, pero se puede equilibrar agregando tonos marrones.

Y bien, llegamos a la cocina y el comedor, las cuales son áreas de alto tráfico ya que son puntos de unión social, por lo que te recomendamos utilizar colores que incentiven alegría, promuevan apetito y generen conversación entre las personas.

Si quieres una cocina que estimule el apetito, te recomendamos colores como el amarillo y el naranja pues estimulan el cerebro. Incluso puedes considerar el rojo, pero con moderación, pues en exceso puede resultar muy irritante.

El negro es un color que absorbe mucha luz por lo que no debes abusar mucho de él, pues tu cocina podría tornarse más caliente de lo que ya es. Si te gusta mucho este color, lo que puedes hacer es equilibrarlo con el blanco, ya que así se contrarresta su efecto y aporta luz, haciendo el espacio más fresco.

Para los baños, la gama se vuelve más amplía pues son lugares donde no pasas tanto tiempo. Si quieres sentirte fresca puedes optar por los colores claros, azulados y verdosos. Si lo que quieres es conservar la naturalidad de tu hogar, los marrones son los tonos ideales y si deseas reproducir efectos energizantes, puedes utilizar los tonos amarillos, naranjas y hasta rojos. Es importante que sepas que si elijes un color oscuro tu baño se verá más pequeño y oscuro.

Esperamos que estos consejos hayan sido de gran utilidad para ti.

Publicado por Color Fans / Discovery MujerLATAM

12/27/11 00:00