Blog de Bebes

TIPS PARA CALMAR A UN BEBÉ

Tips para calmar a un bebé

Una de las cosas que más puede preocupar a madres primerizas es el llanto incontrolable de un bebé. El llanto es la única forma real de comunicación que tiene un bebé al nacer y es la manera en que nos deja saber si está cansado, con hambre, incómodo, con dolor o simplemente necesita que le cambien el pañal. Aunque sabemos que el llanto es necesario, no deja de ser difícil escucharlo e inmediatamente actuar ante el instinto maternal de querer arreglar lo que sea que lo esté causando.


Mi hija fue bastante llorona e inquieta desde el momento en que nació. Recuerdo claramente mis nervios al todavía no saber reconocer bien sus señales y necesidades. En los primeros días, y hasta semanas, probamos muchas técnicas para distintos momentos y llantos hasta que poco a poco fuimos encontrando qué es lo que la calmaba y hasta cuales momentos del día y la noche eran los más intensos.

Lo primero que hay que hacer durante los llantos es ver si le hace falta lo básico al bebé: comida, baño, dormir, sacar un gas, o algún malestar evidente. Si nada lo calma, entonces puedes ver si alguna de esta técnicas que me funcionaron muy bien a mi, te funcionan a ti.


El chupete – Las primeras semanas me negaba a darle un chupete a mi hija porque me daba miedo que formara un hábito y que fuera a interferir con la lactancia. Por fin me decidí a probarlo, y fue un éxito total; mi hija necesitaba estar chupando y la calmaba muchísimo.

La mecedora eléctrica – Esta fue una sugerencia de amigos y se lo hemos agradecido muchísimo. El remedio casi mágico para calmar a mi hija inmediatamente era sentarla en la mecedora eléctrica. Se podía pasar mucho tiempo ahí bastante tranquilita y hasta le daba chance a mamá de comer.

Brincar sentada sobre una pelota gigante – La pelota fue una de las mejores técnicas para dormir a mi hija durante las primeras semanas. Los bebés recién nacidos siguen acostumbrados al movimiento que traían adentro de la barriga de su mamá. Están acostumbrados al sube y baja y la brincoteada y los calma.

La mochila porta bebés – La sensación de estar calientitos y pegaditos al cuerpo de mamá les puede encantar a los bebés tanto que no se quejan mucho al estar en estas mochilas.

Bailar – Todas las tardes ponía a mi hija en la mochila porta bebés y bailábamos frente a un espejo. Les maravilla tanto la música, el movimiento, sentir el cuerpo de mamá y verse al espejo que los deja anonadados por un buen momento.

Ruido blanco o ‘white noise’ – Esto es maravilloso para calmarlos a la hora de dormir. También los acostumbra a bloquear los sonidos de afuera que les puede interrumpir el sueño.

Un paseo por la naturaleza – Esto me lo enseñó mi mamá y no podía creer que fuera tan mágico. El solo hecho de salir al patio de tu casa y ver un árbol y plantitas, calma casi que mágicamente a los bebés.

El mejor consejo que te puedo dar es que pases mucho tiempo pegada a tu bebé durante los primeros meses de su vida. Para ellos no hay nada más calmante que la voz de su madre, el latido de tu corazón y la ternura de tus manos sobre su piel.

Cuéntanos, ¿tienes alguna técnica que te funciona muy bien para calmar a un bebé?

Publicado por Ana Flores de SpanglishBaby.com

11/26/12 00:00